Las mujeres y la enfermedad cardiovascular

En el imaginario popular, los que sufren infartos son los hombres. Sin embargo, a nivel mundial, la primera causa de muerte en las mujeres, así como en los hombres, son las enfermedades del corazón.
Publicado el 08/03/2013
Compartir



A partir de una encuesta realizada por la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), se observó que el concepto general es que los hombres sufren del corazón y tienen infartos y las mujeres no. El problema es que, si bien las mujeres están, en su mayoría, protegidas hasta que entran en la menopausia, una vez que ingresan a esa etapa están en iguales condiciones que el hombre de tener una enfermedad cardíaca.

Además hay que tener en cuenta que, a diferencia del varón, la mortalidad cardiovascular de la mujer se encuentra en aumento en los últimos años. Otro dato importante que aporta la fundación es que la primera causa de muerte en las mujeres del mundo son las enfermedades del corazón y no el cáncer de mama, como suele creerse.

Uno de los errores más comunes es también asociar estos problemas a la vejez o a causas repentinas, porque lo cierto es que los hábitos incorporados en la juventud como el estilo de vida, las adicciones, los problemas de peso, la herencia, etc. son factores que inciden en el porcentaje de riesgo de sufrir este tipo de enfermedades. Es decir que la juventud es el mejor momento para comenzar a prevenirlas y no hay que esperar a la vejez para tomar conciencia.

Una vez que las arterias se enferman, se enferman las de todo el cuerpo. Las de las piernas –lo que trae dificultades para caminar-, y las del corazón –lo que provoca un infarto que puede llevar a la muerte, una hemiplejia u otras complicaciones muy graves-. Por eso es tan importante trabajar en la prevención de la enfermedad coronaria o coronopatía.


Prevención de las enfermedades cardiovasculares


Hay distintas maneras de prevenir y reducir los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares. Desde la FCA ponen el énfasis en estos 10 consejos saludables:

1. Conocé tu presión arterial (una de cada tres mujeres tiene hipertensión arterial y la mayoría de ellas lo ignoran)

2. Conocé tu colesterol (una de cada dos mujeres tiene el colesterol elevado, es sedentaria y tiene sobrepeso)

3. Conocé tu nivel de azúcar en sangre

4. Conocé los antecedentes familiares de enfermedades

5. No fumes (hoy la mujer fuma más que el hombre, entonces todo esto se está adelantando y los problemas de corazón empiezan cada vez más temprano)

6. Comé en forma saludable (incorporar frutas y verduras, controlar el consumo de sal, incluir el pescado en la dieta, etc.)

7. Mantené un peso adecuado (la guía es el índice de masa corporal, que surge de la relación entre el peso y la altura. Otro dato importante es el perímetro abdominal, que se descubre al medir la cintura a la altura del ombligo y que para las mujeres no debe superar los 88cm)

8. Caminá diariamente media hora

9. Seguí los consejos de tu médico

10. No te automediques ni abandones el tratamiento que se te haya indicado

Siguiendo las sugerencias anteriores, es posible bajar la presión arterial, controlar el colesterol y el peso, y eso redunda en beneficios para todo el organismo, no sólo para el corazón.

Hay que tener en cuenta además que los factores de riesgo (la hipertensión, el colesterol alto, la diabetes, el hábito de fumar, la obesidad y el sedentarismo) que llevan a que se tapen las arterias del corazón, también afectan a las arterias del cerebro y pueden llevar a que se produzca un accidente cerebro-vascular, por eso la importancia de controlarlos.


Fuente: UniversoMujer
Compartir en Facebook

Newsletter

Registrate a nuestro newsletter para recibir notas, ofertas especiales, novedades y mucho más.

Notas más leidas
Promociones
Productos destacados